¿Qué es un sexólogo o sexóloga?

Un sexólogo o sexóloga se encarga de estudiar el comportamiento sexual de las personas, es decir, estudia el hecho sexual. En definitiva, la sexología.

¿Qué es una sexóloga o sexólogo?

Un sexólogo o sexóloga se encarga de estudiar el comportamiento sexual de las personas, es decir, estudia el hecho sexual. En definitiva, la sexología.

Definirla es fácil, pero los campos donde puede desarrollarse son muy amplios: educación sexual, terapia de pareja y/o sexual, problemas y disfunciones sexuales masculinas o femeninas, prevención y promoción, orientación e información, investigación y divulgación.

¿Qué puede hacer por ti la sexología?

Según el ámbito donde se desarrolle la actividad, el sexólogo trabajará desde una perspectiva u otra. Por ejemplo, desde la información o promoción de la salud sexual, el trabajo será distinto que si trabajamos desde clínica con una disfunción. En este último caso, se aplicaría un tratamiento psicológico adaptado a las necesidades de la pareja o la persona, basándonos en una terapia cognitivo conductual.

Con todo ello se busca velar por la salud sexual de las personas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo define como:

“La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

¿Qué formación tiene un sexólogo o sexóloga?

En España los sexólogos estamos formados a través de una especialización académica (máster o postgrado) en sexología. Las disciplinas pueden ser varias: trabajo social, enfermería, medicina… entre otras muchas.

En mi caso, a través de la psicología (disciplina encargada del estudio de la conducta humana).

¿Cómo sé si debo acudir a un sexólogo o sexóloga?

Muy fácil, pregunta, haz una consulta sobre una duda importante, pide orientación. Desde el punto de vista psicológico (el que nos encargamos desde AM psicología) enfocamos las terapias y tratamos principalmente los problemas con una naturaleza psicológica (psicoterapia). Pero recuerda que, en muchas ocasiones aunque las dolencias referidas puedan ser físicas, no significa que no tengan una naturaleza psicológica.

No hace falta tener grandes problemas sexuales para acudir a un sexólogo, hazte una pregunta:

¿Entorpece o frena mi vida?

Es por ello de suma importancia, una buena evaluación para buscar el origen del problema. En AM Psicología, trabajamos desde la honestidad y con un equipo de profesionales multidisciplinar para ofrecer la mejor atención posible.

“El tratamiento de los problemas referidos con el sexo o disfunciones sexuales tienen repercusión en el estado de nuestra salud física y psicológica.”

“Es innegable que la sexualidad está a favor de la vida, de la comunicación, del placer, de la intimidad y de la necesidad psicológica de formar vínculos que tenemos los seres humanos”

(Francisco Cabello, 2010).

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que se le hacen a una sexóloga o sexólogo?

ainhoa_martinez_psicologa_sexologa_ampsicologia®

Algunas de las preguntas más frecuentes que encontramos en consulta, son:

¿Por qué me duele la penetración?

El dolor durante el coito, es muy común y se da en una franja amplia de edad.

Es debido en muchas ocasiones, a la contracción involuntaria de los músculos de la vagina. Las causas pueden ser biológicas o psicológicas (mayor probabilidad).

Un indicativo puede ser la falta de lubricación, a través de un buen diagnóstico, podremos saber si es una causa o una consecuencia.

¿Qué me impide llegar al orgasmo?

Las causas pueden ser múltiples, aunque la tendencia en la actualidad, está muy relacionada al estrés y ansiedad, ritmo de vida, hábitos etc… también puede estar ligado a procesos de depresión, malestar emocional, fallecimiento de familiares.

Su naturaleza por tanto, es de origen psicológico.

Ocurre tanto en mujeres como en hombres.

¿Cómo combatir la disfunción eréctil?

Es muy importante en primer lugar, hacer un buen diagnóstico de las causas y en el caso de una terapia psicológica, descartar que sea de naturaleza física, en este caso, el abordaje tendría que ser distinto y con un tratamiento multidisciplinar (si así se considera).

De nuevo la disfunción eréctil por causas psicológicas, tienen relación en muchas ocasiones con el estilo de vida y con acontecimientos importantes para la vida de las personas.

Es importante recordar que todas estas disfunciones o problemas sexuales, tienen una tasa alta de recuperación, siempre y cuando haya una correcta adherencia al tratamiento psicológico.

Gracias por visitarnos.

Esperamos que te haya sido de mucha utilidad.

Yo soy Ainhoa Martinez y estaré encantada de resolver tus dudas personalmente.

Te animo a que dejes un comentario.

¡Hasta pronto!

Y recuerda… ¡Estamos al otro lado!

Para no perderte ninguna de nuestras noticias, síguenos en las redes sociales:

 

Haz clic en el icono que más te interese y descubre nuestros servicios.

Nos adaptamos a tus necesidades.

El secreto está en las ganas.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.