Sexting SEXO en cuarentena

sexting_sexo_en_cuarentena_covid_19_sexologia_am_psicologia

SEXO EN CUARENTENA

Entre la incertidumbre de la pandemia y noticias poco alentadoras, el síndrome de la cabaña y la nostalgia por ver a nuestros seres queridos…. ha nacido y se ha desarrollado, una parte de la que no se habla tanto, el deseo sexual.

Las ganas de un contacto piel con piel con otro cuerpo, el recuerdo de lo que hiciste o la imaginación de lo que te gustaría hacer.

El impulso de tocar, sentir, oler, escuchar o mirar a alguien. 

¡Tenemos el deseo sexual a tope!

Y es que, a muchos les pilló la cuarentena solos o separados y han pasado este confinamiento entre masturbaciones, juguetes eróticos y la práctica estrella…. el sexting, ¿lo conoces? (ojito cuidado no queremos generalizar, cada uno ha tenido susconfisituaciones” y no todo el mundo puede sentirse reconocido).

SEXTING

La palabra sexting proviene de “sex” (sexo) y “texting” (mandar mensajes vía móvil). Esta modalidad apareció hace ya algún tiempo, pero ha sido ahora cuando más se ha puesto en práctica

Aplicaciones como “Tinder” han aumentado sus descargas un 25% durante estos últimos meses y las conversaciones se han alargado hasta en un 30%.

Se ha detectado también el aumento de un 46% el uso de los emojis de la berenjena y el melocotón. Las palabras “desnudos” y “fotos de polla” junto con el hashtag coronavirus han aumentado en un 384%.

Las conversaciones entre personas son más subiditas de tono. ¿No crees?

Esto es un reflejo de los cambios en los hábitos sexuales de las personas durante el estado de alarma.

Muchos de ellos se han lanzado y han realizado este tipo de prácticas afirmando que, quizá en una situación normal, no lo hubieran hecho.

Todos estas modificaciones, no han sido abruptas, es decir, no se reflejaron nada más empezó el confinamiento, si no que, como afirman muchas tiendas de juguetes eróticos online, las ventas al principio de la cuarentena descendieron y fue durante el mes de abril y mayo cuando han duplicado sus ventas.

Al final los hábitos sexuales, sobretodo la autoestimulación, puede ser utilizada también para reducir nivel de ansiedad (cuidado con esta combinación, no es beneficioso, asociar masturbación con reducción de ansiedad, ya que el placer, las sensaciones etc… no se relacionan con disfrutar).

Por otro lado, el comportamiento humano es caprichoso. A veces cuando nos prohíben hacer algo, es cuando más queremos hacerlo. Por ello, debido a las restricciones de movimiento, en algunas personas puede verse aflorado todavía más este deseo sexual.

¡Vamos al lio!…¿Nunca lo has practicado?

Te lo recuerdo otra vez, ¿eres menor? ya se que eres libre y rebelde, pero pregúntate ¿es una práctica adecuada para ti?

Antes de nada y sobretodo si vas a practicarlo, ¡esto te interesa!

Nunca lo hagas bajo coacción ni sientas la obligación de tener que hacerlo. REPITO, NUNCA. Hazlo porque te apetezca.

Ten cuidado con quién lo haces, aunque no te asegura nada al 100%, debes practicarlo con personas de tu confianza. No lo hagas por agradar ni porque la situación te comprometa. Hazlo por decisión propia.

¡¡Cuidado menores!! ¡¡Extremad precauciones!!

Analiza los medios o apps con las que vas a hacerlo. Ojo, cuidado con las aplicaciones que ahora se han puesto muy de moda para las videollamadas, la privacidad queda en entredicho.

Utiliza las más conocidas: por ejemplo, Instagram, sólo permite visualizar una vez la foto enviada. Si por el contrario utilizas la videollamada, serás avisado cuando la otra persona haga una captura de pantalla.

Muy bien, ¿lo tienes claro?

Pues esta es una buena oportunidad para dejarte llevar y disfrutar de forma distinta en tu relación (entendiendo relación, como conexión entre dos personas).

El sexting es un mundo de posibilidades infinitas, donde puedes dejar volar tu imaginación y probar cosas nuevas.

Puedes comenzar con fotos sugerentes e ir subiendo el tono poco a poco, conversación tras conversación o por el contrario puedes ser más explícito…lo que os apetezca. Y sobretodo con lo que te sientas cómodo o cómoda.

Buscad la reciprocidad, es un juego para dos.

Intenta cuidar lo que te rodea para crear un mejor ambiente (no te las hagas la foto en el baño, con todos los rollos de papel que has comprado)

Puedes dejar que la situación vaya surgiendo en la conversación, pero también cabe la posibilidad de pactarlo:

“Un comienzo pactado, también puede ser muy hot!”

Gracias por visitarnos.

Esperamos que te haya sido de mucha utilidad.

Yo soy Ainhoa Martinez y estaré encantada de resolver tus dudas personalmente.

Te animo a que dejes un comentario.

¡Hasta pronto!

Y recuerda… ¡Estamos al otro lado!

Para no perderte ninguna de nuestras noticias, síguenos en las redes sociales:

 

Haz clic en el icono que más te interese y descubre nuestros servicios.

Nos adaptamos a tus necesidades.

El secreto está en las ganas.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.